Cultura

Monumentos Históricos

Arquitectónicos

La Parroquia del Señor de la Misericordia de Amula, construida de 1833 a 1836, anexa a la misma la Capilla de la Virgen del Refugio y la de San Vicente.

El Santuario de la Virgen de Guadalupe construido del 10 de mayo de 1874 al 23 de enero de 1879, fecha en la que fue bendecida solemnemente.

La Capilla de la Sangre de Cristo, bendecida solemnemente el 15 de enero de 1894, fue construida entre 1891 y 1894 y donada por el Sr. Rafael Aguilar.

Los amplios y bellos portales Guerrero, Corona, Zaragoza, Ocampo y Degollado. También se cuenta con una capillita denominada “Del Cerrito de la Cruz”.

Hay parroquias en Alista, El Jazmín y en Jiquilpan. Sin olvidar el monumento a Cristo Rey construido en la cima del llamado “Cerro Viejo” hacia 1950.

Históricos

Aún se conservan en buen estado la Hacienda de Buenavista, la hacienda de La Guadalupe y La Sauceda, y restos de las exhaciendas de El Jazmín, Telcampana, San José, Totolimispa, etc.

Arqueológicos

En las faldas del cerro de Jiquilpan se encuentran petroglifos prehispánicos que representan espirales, círculos y figuras estilizadas; también se encuentran unas “esculturas” de piedra denominadas “las piedras niñas”.

Obras de Arte

Esculturas

Considerada como una obra de arte es la escultura del Señor de la Misericordia de Amula, retocada el 19 de marzo de 1836 por Don Tomás Rodríguez; y el monumento a Cristo Rey en el Cerro Viejo.

Pintura

De Don Miguel Hidalgo y Costilla plasmada por Enrique Trujillo González en 1971, además de otra pintura del escudo de armas del municipio realizada en 1994, y una más del escudo del Cuarto Centenario de la Fundación de la localidad hecha en 1976.

Literatura

El escritor Juan Rulfo, ha ganado justificadamente fama mundial con sus dos obras:

a) “El llano en llamas”, apareció en 1953 y consta de una colección de cuentos cuyo tiempo se ubica en los momentos en que el país vivía el preámbulo de la revolución mexicana.
b) “Pedro Páramo”, apareció en 1955, es una extraordinaria novela en la que plasma al cacique de un pueblo (Comala) que es el dueño de vidas, mujeres y de grandes haciendas.

Leyendas

La que narra la fundación del pueblo de San Gabriel, por voluntad divina expresada a través del Señor de la Misericordia de Amula.

Música

En el campo de la música existen varias melodías que han alcanzado cierta fama como la titulada “Puerto de Ilusión” de Rosario Morales originaria de Apango, Jalisco, de esta municipalidad; otra titulada “Rayando el sol” del gabrielense Juan Díaz Santana; recientemente se han compuesto “El Corrido de San Gabriel” letra de Don Jesús Yáñez Gómez y música de Ramón Rodríguez Blas y “El Son de San Gabriel” letra de Jesús Yánez Gómez y música de Don José González Barajas.

Artesanías

En el ramo de las artesanías, se producen textiles, sarapes confeccionados de lana, sillas de montar y equípales de otate y cuero. También encontraremos artículos de plata y oro y artesanías en madera. Especial atención merece la confección de huaraches de cuero y , en las ladrilleras, se hacen macetas para las plantas con algún motivo artístico.

Trajes Típicos

El hombre, sólo en acontecimientos especiales, usa el traje de charro y la mujer el vestido de china poblana.

Gastronomía

Alimentos: En esta localidad se puede saborear la mejor birria, ya sea de chivo, de cerdo con pollo o de ternera. También es muy común degustar el pipián, el atole y los tamales, las enchiladas dulces rellenas de carne, los sopitos, el mole, el pozole y el menudo de res. Hay una comida llamada “bote” que se prepara con varias carnes: pescado, pollo, res, cerdo, etc., que posteriormente son puestas al fuego en un bote alcoholero con sus respectivos condimentos.

Dulces: En cuanto a los dulces, se puede probar el “rollo de guayaba”, los dulces caseros, las frutas en almíbar, los “borrachitos” preparados con azúcar, leche y alcohol, también se prepara el aromático guayabate y varias frutas cocidas.

Bebidas: En cuanto a las bebidas se preparan aquí, el atole blanco de masa o de diferentes sabores como son de piña, de tamarindo, de guayaba, de fresa, etc., o si lo desea hay ponche de granada, de mango, de arrayán o por qué no el sabroso mezcal, el pulque y, por supuesto, las famosas “faustinas” que se preparan con frutas de temporada, vino y un poco de sal, todo con abundante hielo y servido en una copa ancha.

Fiestas y tradiciones:

Fiestas populares y religiosas

La fiesta más concurrida, es la dedicada al Señor de la Misericordia de Amula, durante el mes de enero. Comienza con un “repique” de campanas para luego proseguir con peregrinaciones locales y foráneas durante nueve días, en este lapso de tiempo hay celebraciones de misas, confirmaciones y primeras comuniones, para culminar el tercer domingo del mes, con la concelebrada Misa de Función a la que asiste el Señor Obispo de la Diócesis de Ciudad Guzmán, Jal., y varios sacerdotes invitados.

Terminadas las fiestas religiosas, comienza la fiesta taurina el mismo tercer domingo y continúa por nueve o diez días, en las que hay serenatas, bailes, quema de juegos pirotécnicos y música que corre a cargo de la banda de música local “Irineo Monroy” fundada desde 1960.

En los últimos días del mes de septiembre se celebra a San Gabriel Arcángel con una serie de eventos religiosos y populares.
En octubre se celebra a San Francisco de Asís, también con un novenario.
Diciembre es el mes dedicado a la Virgen de Guadalupe; antes del día 12 señalado como día de la “función” y durante 40 días anteriores las gentes hacen los rosarios rezados por la calle, desde sus hogares hasta el templo, para culminar con la obligada visita en donde se visten de “indios” emulando a Juan Diego y postrándose a los pies de la Virgen en profundo fervor guadalupano, pagándose de esta manera las “mandas” por algún milagro o favor recibido de ella.

Tradiciones y costumbres

Se celebra el “día de muertos” el día 2 de noviembre, llevando arreglos florales a las tumbas de los seres queridos y orando fervorosamente frente a ellas, en ocasiones se celebra una misa. También es frecuente la visita a las “cruces” de los diferentes barrios que se celebra el día 3 de mayo.

El día 29 de junio “día de San Pedro y San Pablo” se celebra con una visita a la loma en la que se  hace día de campo llevando comidas y bebidas típicas de la localidad.

Pasear los domingos en el jardín principal y escuchar las notas de la banda de música local, jóvenes y muchachas dan “vueltas” alrededor del kiosco intercambiando flores, sonrisas y promesas.

El martes de carnaval se acostumbra que la gente dora maíz en el comal, le agregan canela o anís y lo llevan a moler, elaborando de esa manera el pinole.

La celebración de las fiestas patrias, además de los eventos cívicos, se celebra con el palo y puerco encebados que ofrecen numerosos premios, carreras de caballos, carreras de bicicletas, encostalados y el tradicional desfile.

 Lugares de interés:

 Al llegar a San Gabriel ya se conoce, porque se ha visto en forma panorámica desde el camino, y se entra por su calle principal para llegar al Centro histórico, donde se hace un alto obligatorio para conocer todo lo que guarda en sus dos plazas conectadas por pasillos arbolados y sus alrededores; fincas legendarias como la casa de Juan Rulfo, donde entre patios y portales vivió la niñez que le inspiró a escribir, o la casa de José Mojica, más sencilla pero igualmente interesante, quizá ya con un dejo de humildad franciscana que marcó su futuro monasterio; o el convento de las madres josefinas, escuela donde Rulfo aprendió su primeras letras. Cualquiera de estas y otras construcciones es un lugar para conocer y luego dirigirse a la Parroquia del Señor de la Misericordia de Amula, que frente a la plaza se erige desde 1836, con sus blancas paredes, como un ícono local, guardando en su interior al Señor de la Misericordia; cercana está también una capilla del mismo siglo, la Capilla de la Sangre de Cristo, que donada por un fiel de la localidad, muestra su estilo peculiar; ahora se toma toda la calle principal, Evaristo F. Guzmán, y de frente queda al visitante desde que sale de la plaza, el Santuario de la Virgen de Guadalupe, una bella obra de arquitectura religiosa que data de 1879.

Ahora se puede salir del pueblo para conocer algunas de las haciendas que han dejado su huella en la historia local, como la hacienda la Guadalupe, que se encuentra regularmente conservada para ser del Siglo XVI y muestra parte de sus construcciones principales; un poco más deteriorada por el paso del tiempo, pero importante en su momento y ahora por su valor histórico es la hacienda Telcampana, aunque hay otras como La Sauceda, El Jazmín y San José, por nombrar algunas; de paso por ahí debe subir el visitante al Cerro Viejo, y encontrar el Monumento a Cristo Rey, espectacular obra que desde los 2,200 metros sobre el nivel del mar, puede dominar el llano de Rulfo; y ya estando en las alturas es posible ir hacia donde algunas formaciones de piedra hacen caprichosas figuras formando las Piedras Niñas, un lugar que vale la pena visitar, al igual que vale la pena remontarse en la historia y conocer la zona de petroglifos que se ubica muy cerca, entre Jiquilpan y San Gabriel, para luego visitar El Izote, un bonito pueblo incrustado en el bosque, con casas de madera y todo el atractivo rústico imaginable. Además, en San Gabriel y sus alrededores hay muchos lugares para acampar en la Sierra de Nevado y la de Apando, por ejemplo, como para culminar una visita que lo tiene todo para no querer que termine.

Centros Turísticos

El visitante podrá admirar y conocer la Parroquia del Señor de la Misericordia de Amula, la Capilla del Refugio y la Hacienda de Buena Vista. Otros sitios de interés son: el monumento a Cristo Rey en el Cerro Viejo, la Sierra del Nevado de Colima, la del Izote, Los García y Sayulapa, el Cerrito de la Cruz o de Los Garambullos, el Salto de La Guadalupe y La Sauceda.

Asimismo, podrá conocer los petroglifos prehispánicos situados entre los pueblos de Jiquilpan y San Gabriel por su lado oriente, éstos representan espirales, círculos y figuras estilizadas.

Otros atractivos son: la casa donde nació el internacional José Afel Mójica, cantante de ópera, actor y ejemplar fraile franciscano. El Santuario de la Virgen de Guadalupe, la capilla de La Sangre de Cristo, los amplios y bellos portales de Guerrero, Corona, Zaragoza, Ocampo y Degollado, la exhacienda de La Guadalupe, y el Puente del Agua Fría.

Finalmente, se puede visitar la casa donde vivió su infancia el escritor internacional Juan Rulfo.